Blog

Santuario. (Análisis de técnicas narrativas)

Técnicas narrativas: SantuarioSantuario. Análisis de técnicas narrativas

Los personajes de una novela no siempre se comportan del mismo modo, sino que las circunstancias de cada ocasión matizan o modifican por completo sus actitudes, sus reacciones, sus palabras, sus silencios…

Pero hay un lugar en el que se comportan tal y como son. Ese lugar es el santuario, allí donde se desnudan del disfraz que la sociedad y el resto de personajes le exigen, allí donde caen las máscaras y quedan al descubierto comportamientos inconfesables, discursos interiores, pensamientos que reconcomen, esencias liberadas de personajes que el lector debe conocer de cerca y con detalle.


En ese santuario, el autor puede mostrar al personaje fuera de la vista y el juicio de los otros personajes, sin aderezos, sin elementos modificadores de su conducta que, necesarios o no en la trama, pueden desdibujar su carácter.

En el santuario, el autor puede mostrar al personaje fuera de la vista y el juicio de los otros… Clic para tuitear

El autor puede recurrir a llevar al personaje a su santuario para mostrar al lector detalles que, de otro modo no se podrían presentar de manera coherente y compatible con la trama.

En el santuario, los personajes pueden liberar tensiones, hablar claro y en voz alta, confesar y profesar fes impenetrables para los demás personajes, pero no para el lector.

El santuario ha de servir al autor del relato para mostrar al lector todo ese trabajo de creación del personaje sobre el que debe reposar todo trabajo de narrativa que se pretenda medio bueno.

Además, invitar al lector al santuario del personaje, esa complicidad de compartir un secreto con él, le aporta al conjunto del relato un punto más de tensión en la relación del personaje con el resto de los que participan en la historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con un *