Sin categoría

All posts in this category.

La poesía no es un escaparate

La poesía no es un escaparate
La poesía no es un escaparate

La poesía no es un escaparate, así que si quieres lucir tipo o enseñar al mundo tu dominio circense de las palabras mejor dedícate a otra cosa; hazte monologuista o modelo de alta costura. Las dos cosas a la vez te garantizan un éxito tan esplendoroso como inane, insustancial y breve.

Os propongo una cita y después una serie de reflexiones a partir de ella. Mi intención es hacer ver al poeta que la autenticidad no tiene nada que ver con la novedad o con lo novedoso.

«Recuerdo un verso de Parra, de sus artefactos: por complacer a mis superiores. Me recuerda a la poesía que se escribe en estos momentos, a la crítica que se hace en estos momentos. Todo es para complacer a ellos, nunca para alimentar a la literatura. Donde no hay literatura no existe la justificación». Javier Sánchez Menéndez, El libro de los indolentes (Sobre la poesía).

Pero quiénes son ellos. Tenemos a los editores, a los lectores y a la idea deformada que tenga el autor de ellos. Porque algunos al escribir tienden a jugar al doctor Frankenstein, a ensamblar a su lector ideal y escribir para él.

Este procedimiento puede entenderse, que no disculparse, en alguien que quiere vender novelas como churros y tiene que ponerse a la tarea de urdir una obra con alto contenido en fibra (y bajo en músculo), que sea digestible para todos los estómagos, hasta para los que sólo han visto las letras en la sopa. Pero para escribir poesía no podemos caer en esa tentación. Primero porque pocos, muy pocos poetas han conseguido vivir de su obra, así que queda descartado actuar con complacencia para ganar dinero; y segundo, porque la calidad de la poesía siempre se ve afectada si se crea desde la falta de sinceridad, desde el deseo de que guste a muchos.

Leer más

Convertirse en escritor

No existe nada más que un método para convertirse en escritor, y no tiene nada de mágico, sino que se parece más bien a un desierto de sudor, esfuerzo y papeleras llenas.
Convertirse en escritor
Convertirse en escritor

Que todos llevamos dentro un narrador ya son pocos los que lo dudan. Pero eso solo es tan cierto como que todos tenemos una opinión y un culo. Y como estos, aquel tampoco tiene por qué ser el mejor solo porque sea el nuestro.

Que todos seamos capaces de contar, mejor o peor, un chiste, no nos convierte en humoristas y, del mismo modo y por la misma razón, que seamos capaces de contar un cuento ―léase una aventura, unas vacaciones, una película…― no nos convierte en cuentistas.

No digamos ya, si de lo que se trata es de ser novelista o, más ampliamente, escritor.

Hoy por hoy, las facilidades del mundo digital son tantas y tan asequibles a prácticamente todo el mundo, que no es de extrañar la cantidad ingente de publicaciones que, bajo la etiqueta de «novela», se encuentra al alcance de unos pocos euros en cualquier plataforma de venta.

Sin embargo, eso no convierte en escritor a cada uno de esos autores, pues lo que hace que un autor sea escritor es el oficio, su desempeño, su costumbre, su práctica, su pasión.

Ahora bien, cada uno es libre de creer lo que más le convenga o lo que  más alimente y satisfaga su ego, aunque eso no lo haga más real.

Es muy posible que el lector de este comentario haya visto reclamos publicitarios del estilo de: «conviértete en escritor» o el omnipotente, casi mágico «te convertimos en escritor».

Leer más

Fallo del concurso Encuentros en la Tercera Frase 2016

Fallo del concurso Encuentros en la Tercera Frase 2016

Encuentros en la Tercera Frase es un concurso de relatos breves que organiza cada año el portal literario Letras Inquietas, que en esta tercera edición ha contado con el apoyo de Editorial Gigamesh y Lektu . En 2016 se ha celebrado la tercera edición y ha contado con la participación de relatos de varios países de habla hispana. El jurado del concurso está formado por escritores y profesionales relacionados con las letras en distintos grados de parentesco y dedicación, lo que aporta la pluralidad necesaria para que la fase de deliberaciones dé como resultado un fallo justo y equilibrado que tiene en cuenta distintos factores que afectan a la construcción de un relato, su trama, sus personajes, su tono, su registro lingüístico, su corrección formal, su calidad general y, finalmente, su aporte al lector.

El jurado de la tercera edición del concurso de relatos breves Encuentros en la Tercera Frase ha emitido su fallo.

Leer más