Juan F. Plaza

Entrevista con Juan Plaza, Vicedecano de Comunicación de la Universidad Loyola Andalucía

Entrevista con Juan Plaza, Vicedecano de Comunicación de la Universidad Loyola Andalucía ►

Juan Plaza es Vicedecano de Comunicación y profesor de Comunicación Escrita en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Loyola Andalucía, en Sevilla. Salmantino de nacimiento, ha publicado varios ensayos y un libro de relatos en la editorial Talentura, titulado Hoy no puedo. Profesor, escritor, corredor popular, cocinero aficionado, hipocondriaco, seriéfilo y woodyalleniano, dice que de vez en cuando, escribe para no odiar.

¿Cuál es en tu opinión el nivel de calidad hoy en día en nuestras comunicaciones escritas?

Juan PlazaBueno, esta es una pregunta muy “gruesa” para que haya una respuesta tajante. Si nos referimos a los textos que aparecen en medios de comunicación tradicionales, redes sociales, blogs… pienso que por un lado, afortunadamente, siguen escribiéndose buenos textos. Sin embargo, detecto en los últimos años una cantidad creciente de textos poco cuidados, mal concebidos, que además suelen ir acompañados de muchos y graves problemas ortográficos. No me refiero solo a que se escape una falta de ortografía, sino que en ocasiones sucede que los problemas son de base, de raíz, desde la propia concepción del texto. Un problema añadido que a mí me preocupa mucho es el plagio. Con demasiada frecuencia la gente se “inspira” en otros con alegría y sin citar sus fuentes. Nuestra sociedad es, desgraciadamente, muy permisiva con este tipo de comportamientos.

¿A qué crees que se debe?

Tengo la teoría de que las faltas de ortografía tienen que ver muchas veces con una cuestión de actitud (de su ausencia, más bien), y no de conocimientos. Lo veo entre mi alumnado. Las primeras prácticas del curso suelen estar plagadas de faltas de ortografía y erratas. Cuando me pongo duro y amenazo con suspender, el personal se pone las pilas y en las siguientes prácticas ya no hay tantas faltas. ¿Qué ocurre, que de pronto en una semana todo el mundo ha aprendido normas ortográficas? No, lo que sucede es que se han asustado y entonces han puesto mimo en lo que hacen (para mí esto es clave, mimar los textos, quererlos, cuidarlos). Otros problemas más graves tienen que ver con…

Sigue leyendo en el número 3 de la revista SCRIBERE. Clica aquí para descargarla.